miércoles, 9 de diciembre de 2009

LA CASA DE LOS CHINOS

Con ya poca credibilidad se sigue contando la leyenda que en años anteriores causaba curiosidad a los visitantes del Cerro Grande. Esto se debe a que en la actualidad las faldas del cerro están pobladas en casi todos sus puntos. Cuenta la leyenda que al subir a la parte más alta del cerro y mirar hacia el sureste, justo en el horizonte se alcanzaban a distinguir unas banderas rojas, y si uno esperaba a que el ocaso coincidiera con las Banderas en ese momento se podía apreciar un majestuoso templo Chino. Cuentan que lo peligroso era que después de ver el templo se desvían de bajar solo por el lado norte y antes de que obscureciera estar en el camino a la ciudad, si esto no se hacia correctamente la persona era atraída y sometida por el templo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada